lunes, 10 de marzo de 2008

Quedarse


Sofocleto fue deportado varias veces. En una de esas escribió su Manual del perfecto deportado, que es uno de los libros más divertidos que he leído.

En el epílogo, comenta la siguiente anéctoda: Cuando cayó la dictadura que lo había mandado al exilio comenzó a recibir las llamadas de sus amigos con la nueva noticia. Uno de ellos le dice "La dictadura cayó, Ya puedes volver al país". Sofocleto replicó indignado "A mí nadie me da permiso de entrar en pais. Es un derecho que tengo y lo voy a hacer cuando se me dé la gana"

A mí me parece un tremendo gesto de dignidad. Haber regresado era legitimar que fue vencido por la dictadura, si decide quedarse se sale del juego en el que lo quisieron meter de perdedor. Es un caso en el cual quedarse, aunque se haya soñado por años devolverse, es una victoria, no una resignación ni una derrota

Algo así me pasó este comienzo de año. Me despedí de esta tierra tras tres años de forastereo, me despedí con la firme intención de regresar a mis lugares, mi gente y mis cosas pendientes. Luego me di cuenta que también fui a buscarme en donde no me había perdido, y para mi fortuna me encontré. Ahora me regodeo dando vueltas por una cabecita pelirroja bastante pródiga en carcajadas y bein podría perderme allí mi buen tiempo con el mayor de los gustos

Cantó Serrat: no me siento extranjero en ningún lugar, donde haya lumbre y vino tengo mi hogar. En mi caso, mi hogar va a estar donde esté ella, va a ser mucho más facil esto de andar forastereando, también más gratificante. Quedarme por aquí, por donde ya me había dicho que no quería estar ni regresar, no es tan mala noticia si logro que mi hogar tome un avión, se quede conmigo y se deje hacer un montón de cosquillas mientras encuentro algo mejor que hacer. El forastereo continuará, pero ya no será mala noticia, ni siquiera cuando sea mala noticia.




2 comentarios:

Lalah dijo...

¡Bienvenido de regreso!
Muy contenta de volverte a leer. :D

El Forastero dijo...

Muchas graciasm Lalah. TRataeré de pasar con frecuencia