sábado, 12 de septiembre de 2009

El Tren Lento - Antonio Aguilar

Para continuar con este tema de las canciones que han empezado a remolonearme la cabeza con motivo del viaje de la pelirroja, recordé una canción muy favorita de mi abuelo aldemar (del cual tomé un versito como epígrafe en una de las primeras entradas de este blog, casi dos años ha), que él solía escuchar cuando yo era niño.

Cuando quise buscar esta canción para compartirla, me encontré con que ignoraba por completo quién la interpretaba, y la búsqueda en google resultó mostrando más nombres de los que hubiera esperado, entre ellos Lucho Vásquez (quien canta la versión que conocí de niño) y Antonio Aguilar (quien canta la versión más conocida y a quien no hay que confundir con este otro Antonio Aguilar, venezolano que canta una canción llamada "El Forastero")

Es obvio que las separaciones en la época en que fue compuesta la canción son bien diferentes a las de ahora (que con Skype, Messenger y correo electrónico hacen bien llevadera una separación), pero la sensación de desconsuelo del momento justo de la separación sigue siendo la misma, de lo contrario esta canción ya no tendría sentido que se cantara, y fíjense que no es así.

Y no es así, porque al suponerme impelido por la avalancha de motivos que tendré dentro de poco para que la sonrisa quede con varios días de incapacidad, esta canción resulta ser esas palabras que uno quisiera decir si fuera fácil verbalizar esta maluquera. Pero en mi caso, no va a ser un maldito tren sino un maldito avión el que se llevará mi alegría a tierras lejanas.


_____________________________
El Tren Lento
Autor: Marcos Posada

El tren lento va partiendo
Sobre los hilos de acero
Y en él se va despidiendo
El amor que yo más quiero
Montañas y más montañas
Cruzan el tren como el viento
Dejándome aquí en el alma
Una tristeza un lamento

Ay ya se va, Sobre rieles con su vaivén
Llevándose mi alegría a tierras lejanas maldito tren

Corazón no te atormente No te entregues a la pena
Bien sabes que hay que ser fuerte Cuando un cariño nos deja
Mañana llegara el día con un destino sonriente
No habrá tristes despedidas, No habrán amores ausentes

Ay ya se va, Sobre rieles con su vaivén
Llevándose mi alegría a tierras lejanas maldito tren
__________________________

Esta es la versión de Antonio Aguilar



Esta es la versión de Lucho Vasquez, la que escuchaba Don Aldemar

2 comentarios:

AMALMC dijo...

De verdad es muy triste ver partir a tierrras lejannas a un amor, por momento parece insuperable y a la vez desesperante la situación; Porque se siente el vacio, pero sobre todo parece que se fuera la mitad de de ese pedacito de vidad que nos ha dado Dios. A la final no nos queda mas que resignarnos, tomar valor seguir luchando porque la vida sigue y hay que continuar con ella. Hacen nueve años que tambien pasé por el momento que hoy estas viviendo, por eso te comprendo. solo quiero decirte, que te llenes valor, fé y esperanza que lo que es para uno en algun momento vuelve a ti....

cariñoso saludo desde guataca-Mompox. AMLFY MIRANDA

El Forastero dijo...

Gracias por tus palabras, Amalfi. Tienes mucha razón, el asunto es doloroso. Sin embargo, la separación será sólo de nueve meses y pronto volverá, eso me consuela un poco.

Mucha suerte con tus cosas