martes, 1 de diciembre de 2009

Eres un nerd de los idiomas cuando...

Los amigos del foro de políglotas estuvieron recientemente discutiendo sobr este tema y referenciaron algunos hechos y anécdotas que sólo le puede ocurrir a quien está estudiando idiomas, pero más aun a quien está exageradamente apasionado por su estudio, tanto que sus comportamientos son bastante atípicos, en muchos casos absurdos, casi siempre hilarantes.
Muchos fueron los comentarios dejados allí. Yo hice una recopilación de las anécdotas que me parecieron más divertidas y también aquellas que yo también he vivido:

ERES UN NERD DE LOS IDIOMAS CUANDO...

* Escuchas música pop en otros idiomas, aunque la odies totalmente en español.
* Te ríes a solas cuando hablas o chateas con alguien que dice algo que tiene un significado completamente diferente en otro idioma.
* Tu reproductor MP3 tiene cursos de idiomas en lugar de música.
* Lees la garantía (o el manual del usuario) de los audífonos que acabas de comprar en cada idioma disponible.
* Ves películas que jamás verías si estuvieran dobladas al español
* Tomas notas de la clase en IPA (Alfabeto fonético internacional)
* Corriges a hablantes nativos su gramática, ortografía o fonética.
* Descargas audios, textos y cursos de idiomas que no tienes la menor intención / tiempo / oportunidad de estudiar en el corto o mediano plazo.
* Te preguntan si leiste el periódico o viste las noticias y respondes "¿En qué idioma?"
* Criticas la calidad de las librerías que visitas porque no tiene un diccionario Español - Esloveno
* Caminas por la calle murmurando conjugaciones, declinaciones y raros ejercicios de fonética
* Un amigo te dice que está apreniendo arabe y pasas una hora interrogandolo acerca de la metodología que usa, del dialecto que está arendiendo, de cuantas horas al día piensa estudiar y al final terminas aburriéndolo.
* Sabes cómo se dice "rentar un apatamento con balcón frente a la playa" en siete idiomas diferentes, pero no tienes ninguna oportunidad de rentar un apartamento así en ningun idioma.
* Ya has planeado en cuales idiomas vas a criar a tus hijos, aunque falten muchos años para que nazca el primero.
* Tu lista de metas para la vida o tus propósitos de año nuevo incluyen una categoría completa solo para los idiomas que quieres aprender.
* Cargas tu material de estudio a todas partes, y echas una repasada en la fila del banco, en el cine o en el restaurante mientras te traen el postre.
* Pronuncias mal una palabra en tu idioma nativo porque la estás pronunciando con las reglas fonéticas del idioma que estás aprendiendo.
* Constantemente estás miviendo la lengua o los labios para identificar diferentes lugares de articulación para pronunciar consonantes.
* Un buen plan para sábado en la noche es pasar dos horas tratando de instalar unas fuentes para office "por si alguna vez aprendo idioma tamil".
* Compras un libro en un idioma ininteligible y piensas que ya tienes un buen motivo para aprender ese idioma.
* Cuando ves turistas que hablan en otros idiomas y los sigues para escuchar su conversación, aunque eso te desvíe de tu itinerario.
* Odias las telenovelas en español, pero te las verías traducidas al húngaro.
* Puedes pasar una hora viendo televisión en otro idioma, comprendiendo eventualmente una palabra cada 15 segundos.
* Tienes una confusión en tu conversación y dices "Esta confusión no se habría dado si estuviéramos hablando en alemán".
* Cuando le hablas en otros idiomas a tus mascotas.
*Cuando sueñas en otros idiomas, y en esos sueños te comportas como un nerd de los idiomas

Hay muchas otras, que parecen exageradas pero sé que son reale. La discusión completa la pueden leer AQUI.
Saludos políglitas.

4 comentarios:

Kelsey dijo...

Hola! Yo quiero ser una políglota(actualmente no soy), pero ya yo veo algunas de esas síntomas en mi vida. ¡Gracias por las risas! Me interese mucho su blog.

Omar dijo...

¡Ay de mí! Creo que cumplo todas.

Anónimo dijo...

ja ja ja. Como la vida misma.
Después de leer este post, me di cuenta de que tengo algunos de estos síntomas.
Los mios son:
- Mi reproductor de mp3 tiene solamente cursos de idiomas y nada de música.
- Camino por la calle murmurando frases y sonidos.
- No sigo a turistas (no quiero que me tilden de acechador ja ja), pero si cuando estoy cerco de una pareja o un grupo de turistas, me acerco disimuladamente para escuchar lo que dicen.
- Aunque no quiero tener hijos ("nunca digas nunca" o "nunca escupas para el cielo"), si es que llegase a tener, ya tengo planificado que lo meteré en un colegio bilingüe (inglés-español).
- Y la última de todas, y la que me causó mas gracia es: Descargo cursos, audios y textos del idioma que estudio, y nunca los voy a poder ocupar.
Saludos,

Joel.

Anónimo dijo...

Me identifico con varias de las anécdotas que escribiste.

Aquí cuento una mía: estaba caminando con mi hermana menor y ella me hizo una pregunta. Yo empecé a responderle en inglés, pero me acordé que su nivel de inglés todavía no era suficiente para entenderme y entonces cambié a español, pero no sé cómo, la última parte de la respuesta la dije en japonés (¡Fue algo completamente inconsciente!).