viernes, 15 de abril de 2011

Mi hermano y yo

En esta foto de diciembre de 1982 aparecemos mi hermano Julián y yo, conociendo las rocas de Suesca. No recuerdo casi nada de los acontecimientos de ese día, y sin embargo estoy seguro de que al menos tres cosas sucedieron ese día:

*Mi hermano me peinó
*Mi hermano me amarró los zapatos
*Mi hermano me habrá indicado varias veces qué hacer y qué no hacer.

A pesar de solo ser un año mayor que yo, nuestra madre encargó a mi hermano de la responsabilidad de estar pendiente de mí en varios aspectos. Por eso es que en mi memoria, confundido con mis maestros de preescolar y primero primaria, aparece mi hermano como la primera persona
de la cuál aprendí algo. Muy nítidos tengo los recuerdos de algunos de esos aprendizajes, por ejemplo:

En 1981
*Cómo elaborar, seguir y usar un horario de Clases
*Cómo hacer barquitos de papel
*Cómo hacer aviones de papel
*Cómo empacar una lonchera
*Cómo peinarme y cómo amarrarme los zapatos

En 1982
*Cómo leer una libreta de calificaciones
*Cómo marcar los cuadernos
*Cómo hacer fraude en los mandados.
*Cuáles eran las palabras que no debíamos decir
*Cómo insultar a otros
*Cómo peinarme y cómo amarrarme los zapatos

En 1983
*Cómo usar el papel mantequilla para calcar dibujos.
*Cómo usar cada cuaderno en su respectiva materia (para que la tarea de lenguaje no fuera hecha en el cuaderno de matemáticas)
*Algunas nociones sobre la combinación de prendas de vestir (para resaltar, que hay cierta ropa con la que no debía ponerme las botas de caucho)
*Cómo amarrar una cuerda a los carritos de juguete y cómo hacerlos derrapar
*Cómo colarse en el estadio Palogrande
*Cómo peinarme y cómo amarrarme los zapatos.

En 1984
*Cómo colarse en un bus
*Las rutas sistema de transporte público para llegar a nuestra casa
*Qué hay que hacer si te duermes en el bus que te lleva a la casa
*Cómo se embetunan unos zapatos
*Cómo peinarme y cómo amarrarme los zapatos

En 1985
*Cómo organizar el uniforme del colegio
*Cómo hacer un nudo de corbata
*Cómo sacar de los Almacenes LEY juguetes sin pagarlos
*Cómo peinarme y cómo amarrarme los zapatos

En 1986
*Cómo mantener la calma en un atraco
*Cómo volarse del colegio con excusas falsas sin que profesores ni padres se enterasen.
*Dónde vendían a niños de 10 y 11 años revistas para adultos
*Cómo peinarme y cómo amarrarme los zapatos

En 1987
*Cómo dejarse robar una bicicleta
*Cómo peinarme y cómo amarrarme los zapatos


No es que en 1987 hubiera dejado de aprender cosas, o que finalmente haya aprendido a peinarme y amarrarme los zapatos, pero dejo la lista allí porque a partir de ese año comenzamos a pasar menos tiempo juntos y más tiempo con nuestros respectivos amigos.

Sin embargo, aunque no de manera tan directa, los aprendizajes que tuve gracias a él siguieron siendo muchos, y resultaron siendo los más importantes para mi vida.

Por ejemplo, gracias a mi hermano aprendí a ser autoexigente y aprendí a ser competitivo, y mi deseo de ser mejor que él me impulsó a hacer ese esfuerzo extra en muchas actividades, o a aprender a restarle importancia a aquellas cosas en las que no lo podía vencer (Es decir, mi hermano me enseñó a priorizar, a resignarme con unas cosas y a seguir adelante con otras).

Mi hermano no solo todavía tiene mucho para enseñarme, sino que todavía se desespera cuando se da cuenta de que no he aprendido algunas cosas que le parecen obvias (como cuando éramos niños e insistía en enseñarme a peinarme y amarrarme los zapatos).

Hoy mi hermano está cumpliendo años, y mi manera de celebrarlo es recordarle que gracias a él he aprendido montones, y decirle que quisiera seguir aprendiendo a su lado durante muchos años más. También quisiera que, cuando yo tenga 80 años, sea un viejito cascarrabias, lleno de dolencias y con una demencia senil galopante, él se me acerque sonriendo a peinarme y amarrarme los zapatos.

Un abrazo a mi hermanito
(Aquí, sin peinar y con zapatos mocasín)

10 comentarios:

Anónimo dijo...

PUES SIN CONOCER A TU HERMANO LE DESEO DE ANTEMANO UN MUY FELIZ CUMPLEAÑOS DIOS LO BENDIGA Y LE ILUMINE EL CAMINO PARA QUE PUEDA SEGUIR GUIANDO A UNA PERSONA TAN ESPECIAL COMO TU.
QUE LINDOS RECUERDOS.

Jaky dijo...

Pues conosco a tu hermano, y si es encantador, pero ahora creo que me gustas mas tu. Que lindo!!

Jaky dijo...

Pues conosco a tu hermano y lo quiero mucho, es encantador, pero ahora que leo lo que escribes con tanto corazon creo que me gustas mas tu. cuidate

Anónimo dijo...

Julian..Feliz Cumpleaños (un poco tarde).....Gracias por enseñarle a este hermosos ser humano tantas cosas tan importantes y que ahora nosotros podemos disfrutar...
Paulo Cesar....Un lindo Homenaje que cuando uno lo lee se transporta a los hechos y situaciones bonitas de la vida.... Que hermoso ser humano eres!!!!

El Forastero dijo...

Y de cada uno de esos aprendizajes podría contar la historia comlpeta

Anónimo dijo...

Hola soy Shyvita:
Ala Paulo presenteme a su hermano.... yo tampoco he aprendido a peinarme y amarrame los zapatos.
Lo quiero mucho papito

Ing. DarKo dijo...

Espectacular!!!, me gustaria que abarcaras un poco mas sobre dejarse robar la bicleta, robar en el ley, y no estar nervioso en un atraco...

Julian dijo...

Gracias hermanito, y asi como dice, cada evento tiene su historia... me he conmovido mucho con este regalo tan lindo, el mas lindo que me han regalado en mis 36
años. increible que detrás de detalles que pueden parecer inocuos, exista una gran historia y una gran enseñanza.
lo quiero mucho hermanito y me siento muy orgulloso de lo que usted es ahora!

Julian dijo...

hola hermanito, gracias por este regalo tan bonito, el mejor regalos que me han dado en mis 36 años, increible que detras de detalles que a simple vista parecen tan inocuos, pueda existir una gran historia y una gran enseñanza, yo tambien aporendo de usted cada dia, y me siento muy orgulloso te tenerlo como mi hermano...lo quiero mucho hermanito

Anónimo dijo...

Nada más que dolor me da esta entrada /que está bien entretenida/ Tuve un hermano que murió hace rato ya y me quedé de único.
Simón