sábado, 22 de agosto de 2009

¿Qué hace a un idioma "Difícil"?

El amigo autor de The Lingüist blogger (que desafortunadamente no volvió a publicar) dedicó una entrada a esta pregunta, que todos los que queremos ser políglotas hemos preguntado (y hemos escuchado). Personalmente, es una pregunta que hago desde hace unos años, cuando comenzó a escasear el tiempo para seguir estudiando y entonces hay que decidir entre aprender un nuevo idioma o perfeccionar alguno de los que está aprendido a medias. No niego, por ejemplo, que mi principal motivación para aprender italiano fue "Va a ser fácil"; en el caso del portugués no fue la razón principal, pero sí fue razón de peso.

Pero volvamos a la pregunta: ¿Cuál es el idioma más difícil de aprender? Cuando se le pregunta a un profesor, lo más probable es que le respondan que depende de qué se entiende por "más dificil" (más difícil gramática, más difícil sistema de escritura, más difícil pronunciacion, etc.) o depende de cuál sea el idioma nativo. Una respuesa políticamente correcta es que cualquier idioma es igualmente difícil o fácil de aprender como lengua nativa. ¿Pero existen idiomas que confunden más que otros a los extranjeros que los quieren aprender?

Otros aspectos deben ser considerados antes de responder. En primer lugar, hay que tener claro qué significa saber un idioma, en segundo lugar, hay que tener en cuenta el contexto: Una lengua indígena como el wayuunaiki podría parecer difícil de aprender si se tiene en cuenta que no existe material didáctico, audios o textos diseñados para su aprendizaje, pero sería fácil de aprender si se vive en ciudades como Riohacha, Maicao o Manaure, donde viven miles de hablantes.

De todas maneras, algunas respuestas pueden especularse para esta pregunta. Yo no he tenido contacto con esos idiomas famosos por ser difíciles (Finlandés, árabe, húngaro, cantonés, chino...), pero me baso en lo que dicen las personas que sí lo han hecho: Barry Farber, los amigos del Foro de políglotas, the lingüist blogger y fuentes parecidas. En ese sentido, hay tres características que pueden hacer difícil un idioma:

1. Su sistema de escritura: Juan Gossaín decía que la dificultad que tenían sus ancestros árabes con el español no era que no pudieran pronunciar la O, sino que no sabían si era redonda o cuadrada. Para nosotros los idiomás más difíciles serán los que tienen alfabetos diferentes, porqueimplica un esfuerzo extra que no hay que hacer con el estudio de idiomas de europa occidental. Idiomas con estas características: Cantonés, Mandarín, árabe, hebreo, urdu, persa, ruso, Tamil, entre muchísimos otros

2. Su gramática: Sobre este tema ya había hablado en esta entrada. Gramáticas muy diferentes pueden ocasionarnos dolores de cabeza al aprender, especialmente si incluyen características que no son habituales en el español, como las declinaciones, casos, aspectos, conjugaciones complicadas, aglutinación, etc. Idiomas con estas características: Finlandés, Húngaro, Euskaro, Polaco, Thai, Eslovaco, Gaélico, etc.

3. Su fonética: la presencia de sonidos ajenos a nuestro idioma es una verdadera piedra en el zapato. El francés tiene 16 sonidos vocálicos (cuatro de ellos nasales), el inglés tiene 23, y parece una cifra exagerada frente a los cinco sonidos del español o italiano neutro (porque algunos dialectos tienen sonidos adicionales). Lo de las consonantes me parece más difícil, especialmente la acumulación de consonantes (como en el turco) que hacen que hablar sea como estar en un laberinto.

4. Su contexto: Existieron idiomas que probablemente fueron fáciles de aprender en el pasado, pero hoy sería imposible debido a la inexistencia de hablantes. De la misma manera, aprender idiomas cuyos hablantes habitan regiones muy apartadas (la mayoría de nuestras lenguas indígenas, por ejemplo) suponen una dificultad adicional.


Sin embargo, aprender un idioma sigue siendo una aventura apasionante. Todas esas dificultades solo hacen más emocionante el logro de conseguirlo. A seguir estudiando

5 comentarios:

la rivereña dijo...

hola profe deacuerdo con su comentario pero tambien hay 2 factores que hacen dificil hablar otro idioma las ganas y la disposición por ejemplo ami se me hace dificil hablar wuayunaiki pero me se un coro en esa lengua y me parece muy interesante ya que mis pastores son de la guajira y cada vez que tienen la oportunidad nos cantan en esa lengua nos hablan y he aprendido algunas cosas.

AMALMC dijo...

HOLA PABLITO ESTOY DE ACUERDO CONTIGO SOBRE ESTE TEMA, EL CUAL ME VA A MOTIVAR PARA EMPEZAR HACER UN CURSO DE INGLÉS, QUE ME PARECE INTEREZANTE Y ME LAMENTO NO HABER EMPEZADO YA. PERO PRONTO VOY HA ACERLO.

SALUDOS DESDE GUATACA-MOMPOX
AMALFY

AMALMC dijo...

HOLA PABLITO ESTOY DE ACUERDO CONTIGO SOBRE ESTE TEMA, EL CUAL ME VA A MOTIVAR PARA EMPEZAR HACER UN CURSO DE INGLÉS, QUE ME PARECE INTEREZANTE Y ME LAMENTO NO HABER EMPEZADO YA. PERO PRONTO VOY HA ACERLO.

SALUDOS DESDE GUATACA-MOMPOX
AMALFY

Ryan dijo...

Creo que ayuda mucho a la gente que quiere ser políglota saber que aun los idiomas famosamente difíciles tienen aspectos que son bastante fáciles. También, que pueden ser conocidos por ser difíciles por una sola cosa (como la gramática, fonética, etc.) pero que el resto no cuesta tanto.

¡Gracias por la referencia a mi blog!

El Forastero dijo...

Yo quisiera enfrentarme a un idioma de esos. En este momento cruzo los dedos porque me aceten en una maestría que me permitiría aprender Vasco. Sería bastante interesante.

Siempre es un placer leerlos, amigos. Saludos