jueves, 29 de mayo de 2008

Zamba de la añoranza (Los Chalchaleros)


Hoy voy a verte de nuevo,
voy a envolverme en tu ropa
Susúrrame en tu silencio
cuando me veas llegar

Hoy - Gloria Stefan



Se acerca junio y eso significa que pronto me volverán las cosquillas en el estómago porque se acerca el momento de volver a ver mi gente. Hace un año, precisamente, hablaba del regresar y de las cosas buenas que traía, por ejemplo la emoción y alegría que me produce volver a ver a Don Aldemar, que me está esperando desde que me fui. Algún Tiempo después hablé de la canción que traigo como epígrafe, y hoy resalto este fragmento de lo que dije entonces:

... sitúa a la protagonista en la espléndida situación de contar a los gritos la buena noticia que no le cabe en el cuerpo: "Hoy voy a verte de nuevo" y parece que eso fuera suficiente para contrarrestar la incomodidad del viaje y las malas noticias que la separación trajo. Todo eso son fruslerías porque hoy voy a verte de nuevo, y eso es suficiente para conservar la sonrisa y la gratitud por tan buena fortuna.

Pues bien, la proximidad del regreso me tiene cantando más de la cuenta, y ahora hay una serie de motivos adicionales que no tenía hace un año y todos derivan de una enorme sonrisa pelirroja. Eso me ha enido cantando que hoy voy a verte de nuevo, pero hay otras canciones que se suman a la fiesta y dicen todo lo que significa mi alegría. Voy a compartir una de ellas.

En 1972, los Chalchaleros (de quienes ya había traído una canción aqui) grabaron el álbum "La Cerrillana", acompañados de bandoneón. Allí está la zamba de la añoranza describiendo la alegría de regresar después de larga ausencia y añoranzas. La primera parte de la canción la dedica a celebrar el regreso a todo lo que de lejos recordaba. Todo se vuelve motivos para celebrar y para darte este tierno cantar que he visto florecer en mi guitarra, así será cuando vea a don Aldemar, a mi pelirroja, al resto de mi gente.

Más tarde, la misma canción me baja de la nube y me deja claro que voy a tener que volver a partir, diciendo siempre adios, parece que este fuera m¡ destino, aunque también deja claro que, no importa qué tan lejos esté, siempre podré hallarme con mis nostalgias y nunca me van a faltar las ganas de cantarte esa canción que he visto florecer en mi guitarra. La posibilidad de regresar sigue abierta y esta canción podrá ser cantada a los gritos la próxima vez.


___________________________________
ZAMBA DE LA AÑORANZA

Vuelvo, tierra vuelvo
después de larga ausencia y añoranzas
llevándote en mi voz este tierno cantar
que he visto florecer en mi guitarra

Vuelvo, tierra, vuelvo
Alegre el corazón porque me llama
el fuego de tu sol, tu bello cielo azul
y todo lo que lejos recordaba

Catamarca... mi tierra natal
achalay!...que cosa linda.....
volverte a contemplar y luego regresar
llevando tu recuerdo que es mi vida
Volverte a contemplar y luego regresar
dejándote en mi adios este cantar.

Lejos, tierra, lejos
me ¡rán llevando ahora los caminos
andar y siempre andar, diciendo siempre adios
parece que este fuera m¡ destino

Lejos, tierra, lejos
de nuevo me hallaré con mis nostalgias
Y s¡empre cantaré la zamba que una vez
he visto florecer en mi guitarra.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bájate de esa nube. Las pelirojas on existen enabundancia y dudo en verdad que "tú peliroja" lo sea. Es tan común como todas las que hemos sido "las pelirojas" de alguien. Luego no hablarás de "mi peliroja", sino de "mi castaña" porque ella habrá cambiado de nuevo su color, porque tú habrás cambiado de mujer.

El Forastero dijo...

Menos mal el asunto no se trata de si usted duda o no duda, Mariet. El asunto no tiene nada que ver con usted. Suélteme y supérelo

melycaos dijo...

Forastero, usted de verdad se cree tan imprescindible, tan inolvidable??? Juaaaa!!! Una prueba más del narcisismo profundo que lo caracteriza(casi casi usted vive en estado de manía)...

Deje de proyectar, suelte usted a Mariet y supérelo... en serio.... jajajajaja